Los cuatro segundos desde que acercas tu tarjeta al POS y se imprime el voucher

Estás en la tienda y llegó el momento de pagar. El cajero te pregunta, ¿con qué quiere pagar? Le respondes que con tarjeta. El cajero ingresa el monto de la compra en el POS y te lo pasa. Sacas la tarjeta de tu billetera, la acercas al POS, esperas unos segundos y ¡listo! sale el papelito de la máquina. El cajero recorta el papelito, te lo pasa junto a tu compra, y te largas. Has terminado de comprar.

Pero, ¿qué pasó tras bambalinas? ¿cómo se enteró tu banco de que tiene que sacar plata de tu cuenta? ¿y cómo le llega la plata al comerciante?

En este post explicaré lo que pasa desde que acercas tu tarjeta al POS hasta que sale el papelito. Es un viaje de 4 segundos que pasa desapercibido a excepción de aquellos que trabajamos en la industria de pagos. Es de esas maravillas de la tecnología que todavía se pueden explicar de principio a fin en un post.

Primer 0,1 segundo. Al acercar tu tarjeta, ésta entra en el alcance de la antena del POS. Esa antena se comunica con el chip de tu tarjeta para pedirle el número de tarjeta, esos 16 números que lleva impresos en el anverso. Tu tarjeta le responde por radio pese a no tener pilas. Esto lo logra gracias a que la antena del POS genera un campo electromagnético que induce una corriente en tu tarjeta, la que enciende el chip de tu tarjeta, que a su vez procesa el mensaje del POS y le responde. En esa respuesta va el número de tarjeta junto con una firma digital que sólo el chip de tu tarjeta podría haber generado. Tu tarjeta terminó su trabajo, que consistía en transmitir su número. De aquí en adelante, tu tarjeta no juega ningún papel.

Mito: el saldo de tu cuenta está en tu tarjeta. No, no lo está. Tu tarjeta no tiene idea del saldo que hay en tu cuenta. La única tarjeta de uso masivo en Chile que registra un saldo es la tarjeta Bip… a excepción de las Bip TNE o de aquellas que fueron vinculadas a una Tarjeta CMR. Pero eso será materia de otro post.

Hasta 1 segundo y medio después de partir. El POS ya cuenta con el número de tu tarjeta y el monto a cobrar que ingresó el comerciante. Este POS es básicamente un computador que lo único que sabe hacer es comunicarse con los servidores de su red adquirente (digamos, Transbank), a quien le transmite estos dos datos y de quien espera una respuesta. Para facilitar la instalación, la mayoría de los POS funcionan mediante la red celular. Al igual que un teléfono celular, el POS tiene una SIM Card que lo identifica en una compañía celular (digamos, Movistar) y le permite comunicarse a través de ella. El POS tiene una antena de radio, distinta de la que leyó el chip de tu tarjeta, a través de la cual envía un mensaje que es captado por la antena de Movistar más cercana. La antena admite el mensaje sólo porque viene firmado digitalmente por la SIM Card del POS. La antena de Movistar está conectada por fibra óptica a los servidores de Movistar, los que reciben el mensaje y a su vez identifican que es para los servidores de Transbank. Así que Movistar le entrega el mensaje al proveedor de internet de Transbank, quien a su vez deja el mensaje en el servidor de Transbank. La mayor parte de este segundo y medio transcurre en los primeros metros de la comunicación, en ese mensaje de radio entre el POS y la torre de celular.

Hasta 2 segundos y medio después de partir. El servidor de Transbank ha recibido el número de tu tarjeta, el monto a cobrar y el POS desde el que provino la solicitud. Pero Transbank no es tu banco, y no tiene idea de si tienes saldo o no para pagar esa transacción. Así que revisa el primer dígito de tu tarjeta y sabe a dónde reenviar el mensaje. Digamos que el primer dígito de tu tarjeta es 5, y por lo tanto se trata de una tarjeta Mastercard. Transbank, por lo tanto, reenvía el mensaje al servidor doméstico de Mastercard. (Para los que esperaban ver cómo opera el sistema de 3 partes, eso será materia de otro post). El servidor de Mastercard recibe el mensaje y tampoco tiene idea de tu saldo, así que usando los primeros 6 dígitos de tu tarjeta identifica al banco o institución financiera que la emitió. Digamos que estos números son 548740, lo que correspondería a una Tarjeta CMR Mastercard, así que Mastercard reenvía ese mensaje a los servidores de CMR. La comunicación entre Transbank, Mastercard, y CMR ocurre a través de una red cableada llamada RBI, un sistema del año de la coronta que inventaron los bancos chilenos para comunicarse entre ellos y que, pese a sus años, tiene un SLA bastante más decente que el de los proveedores de internet nacionales.

Hasta 3,5 segundos después de partir. El servidor de CMR recibe el número de tarjeta, la firma digital del chip de la tarjeta, el monto a pagar, el identificador de la red adquirente (Transbank) y el nombre del comercio del que provino la transacción. Lo primero que hace CMR es chequear que los 16 números de la tarjeta correspondan a una tarjeta válida, no bloqueada, y que la firma digital sea válida. A menos que se trate de un fraude o de un volado tratando de pagar con una tarjeta bloqueada o vencida, esta primera verificación pasará sin problemas. Una vez confirmada la validez de la tarjeta, CMR verifica que ésta no se encuentre morosa y que la compra no exceda el cupo. Una vez pasada esa segunda validación, descuenta del saldo el monto de la compra y registra la transacción en tus movimientos no facturados. Este segundo se pasa principalmente en esas verificaciones que hacen los servidores de CMR.

El medio segundo restante para llegar a los 4 segundos. Este último medio segundo se invierte transmitiendo la respuesta del mensaje en el sentido inverso al que vino. Primero, CMR genera un código de autorización que, junto con la fecha, hora, y número de tarjeta, identifica unívocamente la transacción. Luego, CMR transmite ese código de vuelta a Mastercard, que lo registra en su base de datos. Mastercard, a su vez, le transmite el mensaje de éxito a Transbank, quien lo guarda en su base de datos y se lo responde al POS. Como el canal de comunicación ya estaba abierto, la red de celular no toma mucho tiempo para la respuesta, y el mensaje llega rápidamente a destino. El POS, con la respuesta exitosa, imprime el voucher.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s