Aside

Novela, episodio 1: El portón de la escuela.

Conozco varias técnicas para darme cuenta que estoy soñando y luego convertirme en un Dios. Sí, puedo ser un ente omnipotente en el sueño, capaz conocer a quien quiera, cambiar el rumbo del tiempo y de crear y destruir mundos. Como Dios del sueño, tus poderes están sólo limitados por tu imaginación. Y por el sueño, claro. Si despiertas, pierdes todas tus facultades. Básicamente, como Dios puedes hacer lo que sea excepto existir en el mundo real.

Continue reading